Saltar al contenido
Estás aquí: Inicio » Plantas » Diferencias entre angiospermas y gimnospermas, cuadro resumen

Diferencias entre angiospermas y gimnospermas, cuadro resumen

Cuadro comparativo con las diferencias entre angiospermas y gimnospermas

El reino Plantae es bastante heterogéneo, encontrándose agrupado en él organismos que habitan todos los espacios del planeta, desde los considerados más primitivos que colonizaron las aguas hasta aquellos que fueron ocupando espacios terrestres e incluso llegaron a dominarlo completamente. De estos seres vegetales que controlaron la Tierra, tenemos a los más evolucionados los llamados embriófitos sifonógamos (por la presencia de un tubo polínico transportador de los gametos de tipo masculino) y también fanerógamos o espermatofitos, por ser las plantas vasculares cuya reproducción se realiza gracias a las semillas. Este artículo posee como tema central las diferencias entre angiospermas y gimnospermas, los dos tipos de fanerógamas o espermatofitas que existen y que corresponden a los grupos más evolucionados en todo el reino de las plantas.

¿En qué se parecen las gimnospermas y las angiospermas?

Para hablar de diferencias entre angiospermas y gimnospermas también es necesario conocer sus similitudes, la principal que ya hemos mencionado está relacionada con su reproducción a través de estructuras llamadas semillas, las cuales no se encuentran en el resto de los vegetales.

También presentan iguales características en relación a los siguientes aspectos de formación de las semillas, como son:

– La sifonogamia o presencia de tubo polínico, que se encarga de transportar los gametos masculinos.

– La heterosporia (una microspora másculina y una macrospora femenina).

– Sus gametofitos tienen su formación en la pared de la espora, por lo que se llaman endospóricos.

– La característica de retención del gametofito femenino por el macrosporangio.

– Poseen un sistema tegumentario que envuelve al macrosporangio.

Otros caracteres similares que son evidentes en estos dos grupos es su organización corporal vegetativa en raíces, tallos y hojas (cormófitas) y la vascularización de sus tejidos, con la presencia de xilema y floema (traqueofitas o plantas vasculares).

Diferencias entre angiospermas y gimnospermas según tipo de crecimiento

El tipo de crecimiento es una de las diferencias entre angiospermas y gimnospermas, por un lado tenemos que las gimnospermas suelen ser árboles de grandes dimensiones con crecimiento secundario, es decir, que son generalmente plantas leñosas, tanto en sus tallos como en sus raíces. Las alturas son variables, los más grandes están representados por las secuoyas, con 100 metros o más.

Por su parte en las angiospermas se evidencia mayor variabilidad, con plantas con crecimiento herbáceo y leñoso, con dimensiones también heterogéneas.

Diferencias entre angiospermas y gimnospermas en cuanto a su reproducción

En cuanto a la reproducción se presentan varias diferencias entre angiospermas y gimnospermas, a continuación una breve descripción de cada una de ellas:

Flores

existen una diferencia muy notable en relación a las flores en una angiosperma y gimnosperma, primeramente hay que aclarar que para algunos autores las angiospermas son las únicas plantas con flores, pero para otros, ambos tipos de plantas las poseen, solo que unas se encuentran más desarrolladas, por lo que difieren en ambos grupos.

De acuerdo a lo mencionado, las gimnospermas poseen unas estructuras llamadas conos, piñas o estróbilos (flores primitivas para algunos), que son las que poseen los óvulos y granos de polen, no poseen pétalos, ni sépalos, ni tampoco ovarios. Éstas estructuras son en casi todas las especies unisexuales, es decir, existen conos ovulíferos (femeninos) y otros polínicos (masculinos) y las plantas que las portan pueden ser o monoicas o dioicas.

Existen algunos ejemplares como las Gneticae que presentan conos con ambos sexos (bisexuales), pero es normal que uno de los sexos aborte, por lo que queda solo uno funcional. Los conos o estróbilos de las gimnospermas tienen la característica de volverse leñosos.

Las plantas angiospermas si presentan flores propiamente dichas, con una gran variedad de morfologías, tamaños, colores, olores que le permiten métodos diversos de polinización.

Estructuralmente la flor de una planta angiosperma está formada por pétalos y sépalos (esporófilos estériles), estambres y carpelos (esporófilos fértiles), éstos últimos con ovario. De acuerdo a la presencia de estos esporófilos fértiles, las flores pueden ser unisexuales o bisexuales, siendo sus plantas portadoras monoicas, dioicas o polígamas.

Semillas protegidas o no

la principal y de la cual deriva la denominación de cada uno hace referencia a la condición de semillas desnudas o no, para connotar al fruto que protege y encierra a las semillas en las angiospermas (de “angion” vaso), mientras que en las plantas gimnospermas hay ausencia de esta estructura, ya que no hay ovario y las semillas se encuentran desnudas (de “gymnos” desnudas).

Naturaleza del tejido nutritivo de la semilla

En una planta gimnosperma el tejido acompañante de la semilla es haploide y proviene del gametofito femenino, mientras que en las angiospermas es de naturaleza triploide, el cual deriva de la fusión de uno de los gametos masculinos con el núcleo endospérmico.

Fertilización

El tipo de fertilización es desigual entre ambos grupos, en las gimnospermas ocurre de forma sencilla, ya que existe solo un gameto masculino funcional que es el que se encarga de la fertilización. En las angiospermas los dos gametos son funcionales, por lo cual ambos se encargan de fecundar (ocurre doble fertilización), uno al gameto femenino y el otro al formar el tejido nutritivo de la semilla.

Polinización

El método por el cual se polinizan, también es otra de las diferencias entre angiospermas y gimnospermas. Por un lado tenemos a las gimnospermas, en la cual el proceso es generalmente abiótico, a través del viento; por su parte en las angiospermas existe mayor variedad, al presentarse tanto biótica, por diversos animales, como abiótica, por el viento, el agua y la gravedad.

Lapso de tiempo entre polinización y fecundación

En este aspecto se presenta otra de las diferencias entre angiospermas y gimnospermas, en el sentido que luego de la polinización transcurre un periodo de tiempo bastante largo para que la planta sea fecundada, este puede durar varios meses y ser incluso mayor a un año, por su parte en las angiospermas el periodo es mucho más corto.

¿Cómo son las hojas de las angiospermas y gimnospermas?

En el caso de las hojas, se establecen algunas diferencias entre angiospermas y gimnospermas, inicialmente debemos mencionar que las gimnospermas son plantas generalmente siempre verdes o perennes y tienen la particularidad de permanecer por mucho tiempo en el vegetal, las angiospermas en cambio pueden ser tanto perennes como caducas, por lo que algunas especies pierden sus hojas dependiendo de la época del año o estación.

De manera general, también se puede afirmar que las hojas de las plantas gimnospermas presentan menor variabilidad en morfología, tamaños y coloraciones que las de las angiospermas.

Además de las características mencionadas, encontramos otra diferencia entre gimnospermas y angiospermas relacionada con el número de cotiledones o primeras hojas vegetativas, y es que por una parte tenemos que el número de éstos puede ser muy variable en una gimnosperma, encontrándose por ejemplo 2 en cícadas o hasta un verticilo de ellos en el género Pinus, pero siempre se encuentra entre 1 o 2 en una angiosperma

Sistema vascular en las plantas con semillas

Otro carácter de importancia que difiere en los dos tipos de plantas con semillas está relacionado con su sistema vascular, y es que aunque ambos grupos son traqueofitos, es decir, poseen xilema y floema, el sistema xilemático en las gimnospermas es homogéneo, ya que se encuentra formado generalmente por traqueidas, es decir, los vasos están ausentes y solo se encuentran presentes en tres géneros (Ephedra, Gnetum y Welwitschia); mientras que las angiospermas presentan tanto traqueidas como vasos.

¿Cuáles son las plantas angiospermas y gimnospermas? Ejemplos

Tanto las gimnospermas como las angiospermas han logrado colonizar gran diversidad de espacios terrestres, siendo muy variadas y numerosas. Existe un aproximado de 721 especies de gimnospermas, mientras que la cifra de angiospermas es mucho más elevada y se encuentra alrededor de los 220 mil, a continuación se mencionan algunos nombres de ejemplares de ambos casos:

Ejemplos de angiospermas: entre este tipo de plantas tenemos especies muy conocidas, de consumo como el maíz (Zea mays), el trigo (Triticum sp.), la vid (Vitis vinifera), el manzano (Malus domestica), la margarita (Bellis perennis), el roble (Quercus robur), entre muchas otras.

Ejemplos de gimnospermas: en este grupo se encuentran ejemplares como el característico pino (Pinus sp.), el cedro (Cedrus), el ciprés (Cupressus sempervirens), la palma sagú (Cycas revoluta), las secuoyas (Sequoia), entre otros.

Referencias

  • Díaz, L.; Domínguez, G.; Fuentes, R.; Hernández, F.; Montero, J.; Ortega, J.; Reyes, N.; Silva, P. (2019).
  • Jensen, W.; Salisbury, F. (1994).
  • Lindorf, H.; de Parisca, L.; Rodriguez, P. (1999).
  • Villaseñor, J.; Ortiz, E. (2014). http://www.ib.unam.mx/m/revista/pdfs/16.-_1173.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *